Democracia para dummies I: La moción de censura

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

En estos días estamos escuchando en la prensa hablar mucho de las mociones de censura, a raíz de la planteada por Podemos que se está celebrando estos días, pero ¿sabemos de qué va?

La moción de censura es un instrumento dado en los sistemas parlamentarios, por el que el poder legislativo puede desbancar al gobierno. A través de este instrumento, el parlamento declara que existe una mayoría que rechaza la acción ejercida por el gobierno y le retira su confianza, destituyendo así al gobierno. Es la llamada moción de censura destructiva.

No obstante, también existe la moción de censura constructiva por la cual no solo se destituye a un gobierno sino que el parlamento debe designar simultáneamente a un nuevo jefe del ejecutivo.

En España la Constitución establece el sistema de la moción de censura constructiva. Según ésta, la moción debe estar propuesta por al menos una décima parte de los diputados. Además, debe de ir acompañada de un candidato o candidata a la presidencia. En caso de que la moción salga adelante, el presidente presentará su dimisión al Rey, y el candidato propuesto se entenderá investido de la confianza de la Cámara.

Como curiosidad, el reglamento del Congreso permite que, una vez presentada una moción de censura, durante dos días puedan presentarse otras mociones de censura alternativas.

Detalle de la bancada azul del Congreso de los Diputados. Estos asientos son los que ocupan los ministros del equipo de gobierno del presidente sometido a la moción de censura. Fuente: Benjamín Núñez González

Pese a que nunca ha salido adelante ninguna moción de censura a nivel nacional, sí han prosperado a otros niveles. Ejemplos de mociones de censura que prosperaron fueron la moción planteada en Cantabria contra Juan Hormaechea, o en Canarias contra Jerónimo Saavedra.

¿Y en qué se diferencia la moción de censura del impeachment?

Podríamos hablar de que normalmente la moción de censura suele ser propia de los sistemas parlamentarios y el impeachment de los presidenciales.

Pero la gran diferencia entre la moción de censura y el impeachment radica en que éste es un instrumento que permite que el legislativo pueda procesar al ejecutivo. Dicho con otras palabras, el impeachment es una suerte de juicio político que no solo implica la destitución o dimisión del cargo público, sino que acarrea consecuencias jurídicas, como puede ser la inhabilitación.

Sea cual sea el sistema democrático que describramos, está claro que la moción de censura y el impeachment son unas de las herramientas más importantes que posee el poder legislativo en su tarea de fiscalizar y controlar al gobierno.

En caso de que la moción promovida por Podemos contra el Gobierno de Mariano Rajoy no salga adelante, y ahora que el PSOE ha renovado su dirección ¿veremos más mociones de censura en esta legislatura? Hagan sus apuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *